Alrededor de las 13:00 horas, personal del equipo de campaña de Maru Campos descubrieron a brigadistas del PRI repartiendo propaganda negra contrata la candidata panista en la colonia Avícola, por lo que se dio aviso a las autoridades para llevar a cabo la detención.

Los brigadistas fueron alcanzados por las autoridades en la avenida Teófilo Borunda, a donde también acudieron autoridades electorales para elaborar el reporte correspondiente de los hechos.

Uno de los detenidos, quien se identificó como Luis Carlos Pando García, confesó ante las autoridades y los medios de comunicación que recibía una paga semanal de mil pesos por repartir los volantes contra Maru Campos.

Pando García, dio a conocer que el domicilio que usaban como centro de operaciones y donde almacenaban la propaganda estaba ubicado en la calle Once y Tamborel, por lo que un grupo de panistas se dirigieron al lugar con la intención de descubrir a los partícipes de la guerra sucia.

Al domicilio llegó Luis Terrazas Fraga, representante del PAN ante el Ople, así como el ex alcalde Juan Blanco, alrededor de las 14:30 horas, en busca de los volantes, mientras esperaban afuera del domicilio llegó un vehículo de donde se bajaron personas agresivas, a exigirles a los panistas que se retiraran del lugar.

Uno de ellos aventó a Juan Blanco, mientras Luis Terrazas videogrababa, por lo que del domicilio salió un grupo de personas que comenzaron a amenazar a Terrazas para que dejara de grabar.

“Me empezaron a perseguir, me tumbaron, me agredieron a patadas con un bate, para quitarme mi celular”, explicó Luis Terrazas.

Además, señaló que llegaron policías estatales, quienes tuvieron presentes alrededor de 2 minutos y se retiraron del lugar aduciendo que habían recibido “un 42” lo cual en el argot policiaco significa orden de un superior.

Terrazas Fraga agregó que los agresores le causaron lesiones en un brazo y una pierna. A las 17:30 horas llegó al domicilio Guillermo Sierra secretario general del Organismo Público Local Electoral a dar fe de los hechos.

No hay comentarios