“Tenemos miedo de que por lo que están diciendo del agua distribuida en pipas, ya no se nos surta a quienes vivimos en las colonias del kilómetros 20 en adelante”, le dijo una habitante de la Colonia Granjas del Desierto al presidente de la JMAS, Antonio Andreu, en las oficinas de la descentralizada, hasta donde llegó acompañada por algunos de sus vecinos.

El grupo de habitantes de colonias aledañas a la Carretera a Casas Grandes, externaron su inquietud dada la información publicada en días pasados, donde se señala que el agua que les surte la JMAS no es suficiente, ni de buena calidad.

“Venimos ante ustedes porque tenemos el temor de que por esas personas que a lo mejor no viven allá, que están poniendo en mal de que la Junta entrega el agua sucia, de que no les dejan lo suficiente… y es que ustedes no tienen la culpa de que tengan las personas solo dos tambos, se les ha entregado mucho apoyo por parte de la Junta de Aguas, les han dado tinacos para que recopilen agua, desafortunadamente hay personas que hacen mal uso de ellos”, dijo Juana Calbajal.

En respuesta, el presidente de la JMAS, Antonio Andreu, les comentó que “no se preocupen, de ninguna manera vamos a suspender el servicio de agua en pipas, al contrario, lo estamos fortaleciendo para que ustedes se sientan tranquilos y seguros, sobre todo por las altas temperaturas que vivimos”

Actualmente son 30 pipas las que se usan para llevarles agua de forma gratuita a las más 5 mil 600 familias que viven en 20 colonias. Con el incremento de la temperatura, la dotación aumentó de 5 a 8 recipientes, durante el verano se les entrega una vez por semana hasta 8 tambos de agua y se les llena los recipientes que tengan a disposición, como cubetas, tinas, trastes y otros enceres. Es importante señalar que no se llenan cisternas, piletas y mucho menos, albercas.

Además, las familias reciben 240 litros de agua purificada a la semana, a través de las 5 casetas de ósmosis inversa distribuidas en la zona. Esta agua es un recurso extraordinario que se brinda también de forma gratuita a la población de aquel sector del suroriente.

El agua que distribuye la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, tanto a través de la red general, como por medio de las “pipas”,  cumple con los estándares requeridos por la de la Secretaría de Salud, además de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COESPRIS), y de los propios exámenes del Laboratorio certificado de la JMAS.

El sector de la Carretera a Casas Grandes, donde la JMAS distribuye el agua en camiones cisterna, no cuenta con agua subterránea de donde extraerla, es por esto que no es factible hasta el momento, la distribución a través de la Red General de Agua Potable, como se hace en el 98 por ciento de la ciudad.

Comunicación Social JMAS   12 de Julio de 2016

No hay comentarios