La renuncia de Enrique Medina del Ichitaip es una burda maniobra política de Duarte y el PRI.

“Enrique Medina se ha prestado a una maniobra sucia y perversa del gobernador Duarte Jáquez y su grupo político, que intentan prolongar su influencia política más allá de lo que estipula la ley, a pesar del repudio que la sociedad les manifestó en las urnas electorales”, denunció hoy Mario Vázquez Robles.

El dirigente estatal del PAN precisó que según lo establece la ley, el Ichitaip se conforma de cinco Consejeros y sus suplentes, que son electos para durar en el cargo cuatro años y 7 años. “Con ello, la norma busca impedir que la institución se convierta en un coto de poder de cualquier grupo político y facilita darle continuidad a los asuntos que maneja sin que se vean afectados por la renovación de sus integrantes”, explicó.

Por esto, Enrique Medina, uno de los tres consejeros cuyos nombramientos vencen a más tardar el mes de diciembre, renunció para evitar que los nuevos integrantes puedan postularse para ocupar el cargo de la presidencia, pretendiendo que se traslade la presidencia del Ichitaip a cualquiera de las consejeras que seguirán en la institución y que obedecen a los intereses de Duarte y el PRI, además de estar impugnadas por haber incumplido los requisitos de elegibilidad al reprobar los exámenes de conocimientos.

“Desde el PAN vamos a revisar minuciosamente estos procedimientos y el marco normativo que regula los cambios de la institución, pues no podemos permitir que los espacios creados para garantizar el respeto al derecho a la información de los ciudadanos, sigan utilizándose para los fines partidistas de este grupo político en decadencia”, aseguró.

Vázquez Robles finalizó al comentar que es evidente que con esta maniobra  el gobernador Duarte además de pretender proteger la opacidad de sus actos, busca frenar los avances de una sociedad que está ávida de transparencia, que busca libertad, apertura y claridad en el desempeño de los gobernantes.

No hay comentarios