Jesus Humberto Diaz Villalobos - Arresto 1

El empresario falsificó y alteró documentos oficiales para despojar a su hermano de negocios particulares

El caso de las gasolineras cerradas en Chihuahua en junio pasado, ha concluido con el encarcelamiento de Jesús Roberto Díaz Villalobos, uno de los ex propietarios.

Luego de que mediante diversas medidas cautelares, en distintos procesos judiciales anteriores, los hermanos Jesús Roberto y Luis Carlos, de apellidos Díaz Villalobos ambos, lograron el cierre temporal y la intervención provisional en empresas propiedad de su hermano Adrián Humberto, de los mismos apellidos, el pasado 25 de agosto el caso fue resuelto, en audiencia de control, por la licenciada Alba Erika Gámez Miramontes, Jueza de Control del Distrito Judicial Morelos.

Jesus Humberto Diaz Villalobos - ArrestoLa juzgadora determinó que sí existían los elementos suficientes para determinar que Jesús Roberto cometió diversos delitos durante el proceso, tales como falsificación y uso de documentos falsificados, falsedad y fraude contra la fe pública, por lo que todas las medidas cautelares anteriores, dictadas en diferentes procesos judiciales, y que limitaban o condicionaban la propiedad y manejo de las empresas de su hermano, deben quedar sin efecto y las cosas deben volver al estado en el que se encontraban precisamente antes de su aplicación.

Para tal efecto, se inició la causa penal número 2531/2016, instruida en contra de Jesús Roberto Díaz Villalobos, como probable autor de los delitos de falsificación y alteración y uso indebido de documentos, que tuvo como resultado la orden de aprehensión girada en contra de Jesús Roberto el 11 de agosto de este año, y ejecutada el viernes 19 de agosto.

Vale la pena destacar que, entre las empresas y negocios afectados, se daba empleo a más de 1 mil 600 mujeres, en su gran mayoría madres soltera cuya única fuente de ingresos era precisamente en los negocios intervenidos ilegalmente.

Jesus Humberto Diaz Villalobos - Arresto 2Entrevistado al respecto, el abogado César Octavio Guaderrama Palomino, asesor jurídico del afectado, señaló que se trata de un caso en el que Jesús Humberto Díaz, movido por la ambición desmedida, la irresponsabilidad y la avaricia, pretendía despojar ilegalmente a su cliente de sus negocios y bienes, pero que ante la oportuna intervención de las autoridades judiciales y una adecuada asesoría jurídica, se ha logrado restablecer la justicia.

Con ello también se impidió -afirmó el abogado Guaderrama- no solo este despojo, sino la comisión de graves delitos que atentan contra la sociedad en general, y celebró que en Chihuahua existan autoridades y jueces dispuestos a aplicar la Ley sin tapujos ni actos de corrupción, a diferencia de lo que ocurrió en Tijuana, Baja California, en donde jueces y ministerios públicos sí se prestaron a esta sucia maniobra que pretendía efectuar Jesús Roberto Díaz en contra de su hermano.

No hay comentarios