HASTA 35 MIL PESOS POR PACIENTE ES EL COSTO
TOTAL PROMEDIO MENSUAL EN TERAPIAS RENALES
 
·         Representan un alto costo financiero para el ISSSTE.
·         Reyes Baeza insta a cambiar el modelo de salud de curativo a preventivo.
·         El Instituto emite recomendaciones de salud en el Día Mundial del Riñón. El 50% de diabéticos no tomaron medidas preventivas.
 
Al conmemorar el Día Mundial del Riñón, el ISSSTE busca generar consciencia en la sociedad para prevenir la enfermedad renal y su principal causa: la diabetes mellitus, que ocasiona cerca del 50 por ciento de los casos de este padecimiento, junto con la hipertensión arterial y la obesidad, el gran factor de riesgo para las enfermedades crónicas no transmisibles.
El Dr. Rodolfo Antonio Cortina Márquez, Jefe del Servicios de Nefrología del Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos”, destacó que la insuficiencia renal crónica es considerada un padecimiento catastrófico por el impacto negativo en la salud de los pacientes, en la dinámica familiar, en la discapacidad laboral y los altos costos en su atención para las instituciones.
Refirió que si bien la ciencia y las tecnologías médicas avanzan, y hoy instituciones como el ISSSTE cuentan con terapias de reemplazo renal como la hemodiálisis y la diálisis, la calidad de vida de los enfermos se deteriora considerablemente y el impacto financiero para la instituciones es insostenible e inviable pues el costo promedio mensual del tratamiento por paciente con enfermedad renal crónica, incluidas las terapias de reemplazo renal, va de 25 a 35 mil pesos por lo que la apuesta del Instituto por la salud de sus derechohabientes está en la prevención.
Señaló que el Instituto gasta anualmente más de 15 mil millones de pesos en atender cinco enfermedades crónico degenerativas: cáncer, padecimientos cardiovasculares, insuficiencia renal, hipertensión y diabetes, por lo que el Director General del Instituto, José Reyes Baeza Terrazas, impulsa un cambio del modelo de salud curativo al preventivo, cuyo objetivo es anticiparse al daño.
Cortina Márquez exhortó a la población a comprometerse con el autocuidado de su estado de salud, pues tras la enfermedad renal y los padecimientos que la causan: diabetes e hipertensión arterial, está el problema de salud pública número uno en México: la obesidad y el sobrepeso.
El especialista citó los resultados de la Encuesta ENSANUT 2016 en la que la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad afecta 33.2% de niños de cinco a 11 años, 36.3% a adolescentes y a 72.5% de los adultos de 20 años y más, lo que revela la imperiosa necesidad emprender acciones para su prevención y control.
Otro dato revelador es que de acuerdo a la misma fuente 46.4% de los pacientes con diabetes mellitus encuestados, durante el último año no tomaron medidas para prevenir complicaciones, por lo que urge motivar a las personas a emprender cambios por una alimentación más sana y balanceada y la activación física moderada por treinta minutos por cinco días a la semana que recomienda la OMS para abatir el riesgo de enfermedades crónicas transmisibles.
Ante este panorama, el nefrólogo del ISSSTE, envió un mensaje a la población con motivo del Día Mundial del Riñón: “cuida tu dieta y la de tu familia, cuida tu salud, haz ejercicio y visita al médico por lo menos una vez al año para que te realice un chequeo integral; con estas sencillas acciones puedes mejorar mucho tu calidad de vida”.
Alertó ante el gran riesgo que constituyen las dietas altas en sal para enfermar de hipertensión arterial a edades tempranas, “hoy en día en las unidades médicas vemos pacientes que consumen de 7 a 10 gramos de sal cuando el consumo adecuado es de 1.5 gramos al día”, por lo que recomendó no emplear saleros en la mesa, evitar la ingesta excesiva de frituras y botanas saladas y hacer un uso moderado de este ingrediente al preparar los alimentos.

No hay comentarios