La diputada Ana Georgina Zapata Lucero, presento iniciativa de reforma a la Ley de para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros a fin de regular los términos y condiciones en que se ofrecen y otorgan créditos de nómina y servicios relacionados a través de cajeros automáticos para los trabajadores.
 
En voz de la legisladora priista, firmante de la iniciativa y en nombre de su bancada, señalo la necesidad de que en los créditos de nómina que se otorgan a través de cajeros automáticos se realice bajo principios de transparencia, al ser una decisión delicada para las finanzas personales tomar un crédito de esta naturaleza, con lo que habría obligación de las entidades financieras para informar con transparencia y claridad sobre el costo total del crédito de nómina solicitado, a través del propio cajero automático.
 
Lamento que por la celeridad con la que un trabajador decide aceptar la oferta de un crédito a través de un cajero automático, éste queda comprometido sin conocer la información suficiente sobre los alcances que trae consigo dicha operación, que los podrían llevar a un endeudamiento considerable; por ello, dijo, es necesario proteger los intereses del público por medio de mayores mecanismos de transparencia.
 
Señalo la necesidad de que cualquier trabajador tenga los elementos necesarios para hacer una buena elección y uso de los servicios financieros, que tengan conocimiento de las características, términos, condiciones y riesgos de los productos crediticios que se ofertan, particularmente los créditos de nómina que se pueden otorgar a través de dispositivos electrónicos como los cajeros automáticos.
 
Ana Georgina Zapata Lucero, comento que la iniciativa contiene una propuesta adicional en materia de protección al salario, y alerto que los pagos derivados de los créditos de nómina son cargados de manera automática por las instituciones financieras a la cuenta en donde el trabajador recibe su salario, pensión u otras prestaciones laborales, cuya práctica no solo genera un problema para la economía familiar del trabajador sino que además puede ir en contra del derecho humano a un salario digno y suficiente.
 
 
Ante ello, propuso reformar también la Ley de Instituciones de Crédito para que disponga que en los casos de préstamos o créditos personales de liquidez sin garantía real, las instituciones de crédito puedan convenir con los clientes el pago del financiamiento otorgado con cargo a una cuenta en que les sea depositado salarios y otras prestaciones laborales, el cual no deberá ser de ninguna manera mayor del importe de los salarios de un mes y tampoco del treinta por ciento del excedente del salario mínimo.
 
Así, el salario mínimo del trabajador quedaría protegido para que pueda hacer frente a sus necesidades básicas y las de su familia, señalo la diputada del PRI, por lo que su propuesta busca que en la legislación secundaria que regula tanto a las entidades financieras y sus operaciones, se establezcan medidas de protección al salario, conciliando la obligación de pago del trabajador que ha tomado un crédito de nómina y el derecho de la entidad financiera que ha otorgado el crédito a recibir el pago y sus accesorios derivados del costo del dinero.
 
“Lo que se busca en un segundo término con la iniciativa es que al ser el salario mínimo una de las manifestaciones del derecho del mínimo vital, deba luego entonces, protegerse frente a prácticas bancarias que no han sido lo suficientemente claras y trasparentes y, por el contrario, sí perjudiciales al trabajador”, concluyo.

No hay comentarios