Con la finalidad de distribuir árboles frutales para atender las necesidades de los sectores sociales más desprotegidos, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología a cargo de su titular la, Dra. Cecilia Olague Caballero, en coordinación con el DIF Estatal y municipales, llevan a cabo un programa eco-productivo que proporciona árboles que brindan frutos que puedan ser aprovechados para el consumo familiar y/o comercial.
Este es un sistema productivo eficiente, amigable y rentable para las zonas rurales, pues la fertilización, insecticidas y fungicidas son orgánicos, mientras que en la agricultura tradicional sigue basándose en el uso indiscriminado de productos agroquímicos que representan además un alto costo de producción.
“Con la transición a la agricultura orgánica se logran beneficios para la salud de los consumidores, aportando asimismo a la conservación de la biodiversidad, es muy importante hacer énfasis en la calidad alimentaria de las mujeres y grupos vulnerables”, informó la Dra. Olague.
Otra de las ventajas de este programa es la contribución a la mitigación del cambio climático, pues con los resultados que se han obtenido se considera a la agricultura orgánica como una de las respuestas ante este desafío.    
La distribución se realiza de acuerdo a cada región climática de nuestro estado, ya sea subtropical, templado frío, templado y desértico. Con lo que además se contribuye con los servicios ambientales de cada localidad.

No hay comentarios