Que el gobierno reparta despensas no evitará la marcha: Yako Rodríguez

Es obligado incluir a las etnias en los beneficios de la explotación minera, forestal y turística

  • Queremos resarcir 500 años de injusticias hacia las comunidades tarahumaras.

  • Es obligado incluir a las etnias en los beneficios de la explotación minera, forestal y turística

 

Tras la reunión celebrada el día de ayer entre representantes del gobierno estatal y los integrantes de la Marcha por la Dignidad Indígena, Eraclio Rodríguez Gómez, líder del Barzón en Chihuahua, aseguró que el encuentro fue cordial y respetuoso, pero no se llegó a ningún acuerdo.

Dijo, que hay cierto grado de disposición por parte de la administración de Javier Corral para atender la parte asistencial de la marcha, esto mediante entrega de despensas, envío de maestros a las escuelas, reparación de caminos rurales e incluso, reforzar la producción de alimentos.

Sin embargo, el líder campesino dijo que la parte medular de las inconformidades de las etnias, el despojo de tierras y la exclusión de los beneficios de las actividades turísticas, forestales y mineras, raíz de la lacerante situación de los pueblos originarios, se ha dejado de lado en la mesa de diálogo.

“El gobernador no quiere declarar una moratoria a la extracción minera ya que las empresas aportan a un fondo el 2 por ciento de las utilidades, mismas que administra el gobierno estatal, entrega a los municipios y finalmente son los presidentes municipales quienes deciden en qué se invierte ese recurso, sin molestarse en consultar a las etnias tarahumaras cuáles son sus necesidades” expresó.

Agregó que en el caso específico de la administración del Fondo Minero, debe participar un consejo conformado por indígenas en el cual se incluyan a gobernadores y gobernadoras tarahumaras, así como a los jóvenes profesionistas de origen indígena, para que de esta manera se vigilen y protejan los intereses verdaderos de las comunidades tarahumaras.

“El aprovechamiento de las tierras, del bosque y de las zonas turísticas como la barranca del cobre, está en manos de particulares. Buscamos que con la marcha se devuelvan las tierras a sus dueños originarios. Buscamos la desocupación del terreno invadido por los hoteleros y queremos que se impulse el desarrollo de la sierra, pero con la participación de las etnias” dijo.

En el caso de la explotación turística, Yako Rodríguez reconoció que el día de ayer se celebró el Consejo Consultivo del Fideicomiso Barrancas del Cobre, en donde participaron empresarios hoteleros y algunos representantes de comunidades tarahumaras; sin embargo, las etnias nunca participan en los consejos de administración, que es donde se reparten los dividendos de las actividades turísticas.

El líder campesino hizo hincapié en que esta marcha no persigue fines políticos y que lo que se pretende es resarcir 500 años de injusticias, abusos y abandono. “Esto lo vamos a lograr, que no lo dude el gobierno ni la sociedad. Los tratados internacionales protegen a los indígenas y deben dar por hecho que lograremos la devolución de las tierras a sus propietarios originarios, e involucraremos a las etnias en los beneficios que las grandes empresas obtienen de la explotación de los recursos naturales. Vamos a ganar esta lucha, no sé cuándo, pero la vamos a ganar” dijo.

Finalizó asegurando que en esta marcha participan líderes sociales y activistas de muchos frentes e ideologías. Participan líderes como Pavel Aguilar del PRD, Emiliano García de la UCD y el Frente Amplio en donde hay también gente con afinidad al gobierno estatal. “Todos buscamos resarcir 500 años de injusticias para los tarahumaras” finalizó.